En 30 años como profesional he participado en muchos proyectos. Algunos te aportan personalmente, conoces a gente muy interesante y sus historias te van regalando una pátina de vida impagable. En otros, he tenido la suerte de poder trabajar con grandes profesionales que me han aportado, enseñado y ofrecido su experiencia para seguir aprendiendo y creciendo como reportero. 

 

Ahora empiezo un proyecto que mezcla ambos aspectos. Mi incorporación a El Faro me llena de ilusión y abre ante mí un sendero que me apetece vivir. Es un proyecto que llamó mi atención desde el primer momento. Sí, sus viajes son diferentes y mágicos; los destinos son de ensueño; las posibilidades de seguir conociendo gente y de contar sus historias lo hacen tan atractivo…Pero lo que realmente me enganchó al conocerlo fue su componente humano. El Faro emana humanidad desde el primer momento y eso, en los tiempos que vivimos y después de lo que he vivido en estos 30 años de profesión, es un regalo impagable.

 

Otro regalo es el poder ampliar su oferta formativa. Hasta ahora, se estaban impartiendo los ya fabulosos cursos de Juanma Izquierdo en nuestra sede de Tenerife, cursos con los que han aprendido y disfrutado cientos de alumnos. Desde el mes de octubre y en los posteriores, la oferta irá creciendo, tanto en contenido y ciudades como en formatos, ya que empezamos a desarrollar cursos online para todas aquellas personas que no disponen de tiempo o están   alejadas de nuestras sedes de Madrid, Tenerife y Granada.

 

Es un lujo poder compaginar mis dos facetas profesionales, reportero y docente, en un mismo proyecto. La luz de este proyecto único quiere ser guía de ilusiones y experiencias, y seguirá creciendo para ofrecer a las 

personas que nos quieran acompañar unas historias humanas únicas y una formación real y concreta en torno a la fotografía. Siempre con el lema que define a El Faro: Viviendo para contarlo.

Fernando Ávila Bercial. 

Fotógrafo Humanista y Documentalista. Madrid. 

Fotografía de cabecera: Fernando Ávila