Dejamos atrás un año complicado, en el que muchos sueños se quedaron atrapados tras las mascarillas del miedo. Hemos tenido que adaptarnos, aguantarnos, reinventarnos y volver a levantarnos porque la vida seguía ahí fuera, esperando a que nos decidiéramos a vivirla, tras haber entendido una lección de incalculable valor. LA VIDA ES AHORA.

Así que después de muchos meses de parada obligada, en los que hemos aprovechado el tiempo para descansar, sopesar y reestructurar nuestros proyectos, volvemos a poner en marcha nuestra propuesta de viajes fotográficos para el 2021. Hemos aprendido que no podemos controlar nada de lo que pasa, en cualquier momento todo puede detenerse e incluso desaparecer para siempre en el tiempo que tardamos en pestañear. Algo que sin duda ya sabíamos, pero que muchos de nosotros aún no habíamos experimentado en nuestra piel. Y ha quedado claro que no es lo mismo saberlo que vivirlo.

Esa es la razón por la que volvemos a liarnos la manta a la cabeza como de costumbre y ya tenemos listo nuestro calendario de viajes para el 2021. En nuestra línea, seguiremos con los viajes de inmersión cultural como ya veníamos haciendo. Creemos firmemente que la convivencia con la gente local es la mejor manera de conocer la realidad de cualquier lugar y por ello apostamos este año por un calendario con menos viajes pero más intensos, con más días de convivencia en los proyectos solidarios locales y menos prisas para poder empaparnos bien de la vida que transcurre más allá de las ventanas de nuestra rutina.

Empezaremos el año con UGANDA, que se nos viene encima en febrero con su verde arrollador y sus gorilas en la niebla casi sin tiempo para organizarnos. El Gobierno de Uganda ha sacado una oferta tentadora y por tiempo limitado que no podemos dejar escapar si queremos adentrarnos en Bwindi y ahorrarnos un buen pico. Una oportunidad para nuestros maltrechos bolsillos «post pandemia» y que sin duda aprovecharemos aquellos que llevamos ya tiempo deseando perdernos en este rincón del pulmón de África. Conoceremos de cerca el proyecto solidario de Bunyonyi al sur de Uganda. Un viaje diferente, de los que dejan una huellas imborrable y te cambian para siempre. 

SENEGAL es ya un clásico al que siempre necesitamos volver. Este año incorporamos dos rutas diferentes, una en julio y la otra en diciembre, para adentrarnos no solo en nuestra querida Casamance, sino que tendremos la oportunidad de sumergirnos en el País Bassari a través de un recorrido por las distintas etnias, siguiendo nuestra línea de convivencia con familias locales, para conocer de cerca sus tradiciones y formas de vivir que se mantienen inalterables con el paso del tiempo.

CAMBOYA vuelve a estar entre nuestras prioridades en Marzo y octubre, porque no nos cansamos de decir que allí empezó todo. Allí nació la idea del Faro, cuando entre sus templos milenarios algo hizo «click» dentro de nosotros y ya nunca volvimos a ser los de antes. Tendremos en este viaje la oportunidad de visitar la cara más conocida de Camboya, los impresionantes templos de Angkor Wa. Si el tiempo nos acompaña, viviremos la posibilidad de alojarnos en el santuario de elefantes de Mondulkiri, pero sobre todo recorreremos la cara menos conocida y auténtica de un pueblo profundo, arrebatadoramente conmovedor y absolutamente inolvidable.

VIETNAM será también una nueva para abril y para octubre, porque este país se había convertido para nosotros en una asignatura pendiente. Recorreremos Vietnam de norte a sur, desde impresionantes los arrozales de Sa Pa hasta el Delta del Mekong donde su bullicioso mercado hará las delicias de nuestros objetivos. Un viaje en profundidad donde visitaremos y compartiremos convivencia con algunas minorías étnicas y aldeas más rurales. Un viajazo de esos que contaremos hasta aburrir durante el resto de nuestra vida.

Y por último este año volvemos a incorporar TANZANIA  en mayo y en agosto, en una ruta genuina diseñada para EL FARO y con mucho contacto local, del que nos gusta, del de andar por casa y que nos permite adentrarnos en la cara más auténtica de los rincones que visitamos. En este viaje también haremos un safari por el Ngorongoro y nos adentraremos en varios aldeas poco turísticas que conservan su autenticidad intacta y representan la verdadera Tanzania. Terminaremos en las playas de Zanzíbar menos frecuentadas por turistas, mezclándonos con los pescadores y la población local de una de las zonas más apacibles de Tanzania.

Nuestra propuesta sigue en la línea de colaboración con los proyectos humanitarios que se están desarrollando en cada uno de estos destinos  y como ya viene siendo habitual en EL FARO, es un calendario absolutamente flexible y vivo que irá incorporando rutas que ahora mismo no están planificadas o repitiendo salidas por la alta demanda de viajeros. Iremos publicando puntualmente todas las novedades que vayan salpicando de colores nuestro calendario inicial, incluyendo todas las actividades de nuestra escuela de fotografía, que este año tiene una amplia oferta de formación y talleres fotográficos. Con la esperanza intacta y el corazón a rebosar, iremos recuperando la normalidad, la antigua, la de siempre. Este año volveremos a respirar.

Nos vemos en 2021!!!  EL FARO EXPERIENCIAS FOTOGRÁFICAS